Ni Prada ni Manhattan 1.0: Agenda apretada

Agenda apretada

Publicado por Simone Marie en ,

Hace tiempo que me lamento de mi mala cabeza. Ver como tu memoria es un coladero no es agradable y aunque dicen que más vale un lápiz corto que una larga memoria, convertirte en "una mujer a una agenda pegada" con todo lo que conlleva es lamentable.

No sé si es producto del estrés, la edad o el ritmo de vida, pero cuando cambiarme el reloj de mano para acordarme de algo ya no me funciona, ni cambiarme el anillo de dedo para recordarme que me he cambiado el reloj de mano para acordarme de ese algo, ni siquiera atarme un lacito que me lleve a acordarme del cambio del anillo y ésto al cambio de reloj y ésto a recordar ese algo me funciona, no me queda más remedio que reconocer mis limitaciones y echar mano de la agenda.

Pero si sólo fuera eso...no hay día bajo el sol en que sepa dónde están mis llaves, dónde he dejado el móvil, dónde he puesto mis gafas de sol, a menudo tengo que recurrir a mi hija de 4 años!!, que tiene el don de saber dónde está todo, don que no heredó de mi por supuesto.
Sin ella tendría que tener un móvil sólo para poder encontrar mi móvil, (solución a corto plazo ya que perdería también el primero), un llavero de esos que das dos palmadas y pita, (sueño o lo he visto en alguna película?, sabéis dónde encontrarlo?), y envidiar de todo corazón a Horatio Caine que siempre sabe dónde están sus gafas de sol.

Una de mis mejores amigas siempre me decía," el día que vayas a suicidarte te olvidarás la cuerda", y que casualidad que hoy viendo noticias en internet me encuentro con una muy curiosa sobre un alter ego mío en Taiwan: "No consigue suicidarse inmolada porque se olvidó las cerillas".

La mujer en cuestión, destrozada porque su novio la había abandonado, y al parecer como venganza ya que por éstos lares suelen utilizar el suicidio para que la pareja tenga miedo de que aparezca su espítitu, se plantó en la calle empapada de arriba abajo de líquido inflamable y se acordó entonces, (la pobre se acordó después y no antes con lo que se podía haber ahorrado el bañito de gasolina), de que no había llevado cerillas o mechero para prenderse.
La imágen surrealista no acaba aquí porque en vista del fallo cometido, acudió a un aparcamiento para pedir fuego a un señor,que viendo el aspecto que tenía se fue derechito a llamar a la policía.

Quitando el drama y la gravedad que existe en la noticia, que lo hay, es sorprendente lo que el despiste puede llegar a ocasionar aunque en éste caso fue beneficioso.

Sólo puedo decir, en tono de coña y en mi caso, que el día en que me quiera suicidar o tendré que tomarme una tortilla de rabos de pasa o anotar en mi agenda el no olvidarme de los medios.

2 comentarios:

Escapenet dijo...
12 de abril de 2009, 23:34

Tu blog está genial.
Vísita mi blog y sígueme.

Los Sims Descargas

satrian dijo...
13 de abril de 2009, 13:23

Yo opino que hay que apuntar las cosas, y no creer que nos podemos acordar de todo, no es cuestión de edad, si no de ritmo de vida, que te obliga a mantener la mente dividida en cincuenta departamentos, y alguno normalmente queda desatendido, asi qué armarse con bolígrafo, post-it, alarmas de movil, y lo que haga falta, aunque lo del suicidio parece humor inglés, por lo negro.