Ni Prada ni Manhattan 1.0: ..Galería de raros

..Galería de raros

Publicado por Simone Marie en ,
Un poquito de azúcar, una pizca de sal, una cucharadita de miel, un chorrito de ginebra, dos pellizcos de pimienta y todo junto como resultado...película!
Eso debieron de pensar los guionistas de "Señales del futuro", película de profecías, marcianos, susurros, desastres naturales, sombras que se cuelan en tu habitación y piedrecitas que te indican el camino.

Como os comenté en el post de ayer, fui al cine por la tarde. Tenía muchas posibilidades ésta película, aunque no os ocultaré que de alguna manera me tiraba "Dragon Ball", y es que años de ver ésta serie por la tarde a la vuelta del colegio hacen mucho, pero se me quitaron las ganas cuando, al sugerirselo a mi pareja me miró como diciendo "no-es-ta-rás-ha-blan-do-en-se-rio", no importa, tendré que verla sin él..me pica la curiosidad ver que han hecho con el personaje de Satanas Cor Menut, (Piccolo para todo el que no viva en la Comunidad Valenciana, Cataluña y Baleares).

Por cierto, sugerencia para los responsables de los cines Kinépolis en Valencia, por favor, identífiquen de forma más eficaz la filas de asientos, la mayoría de personas no tenemos claro si nos estamos sentando bien, y por lo menos yo, paso traumatizada los minutos anteriores al inicio de la película por si aparece alguien que me dice que estoy es su sitio y me tengo que levantar con el bolso, abrigo, palomitas, refresco y entradas en la mano pisando al resto de la fila y con todo el mundo mirando, (me pasó una vez y no lo he superado).

No voy a contaros cómo termina la película porque no me gusta ser aguafiestas y prefiero que la veáis, pero si no queréis enteraros de algún detalle de ella no sigáis leyendo.

Lo cierto es que cumple a la perfección lo que esperas de una película un festivo por la tarde, y más después de días de Ben-hures. No es de Óscar, (bueno quizá los efectos especiales), pero es entretenida.

Lo más curioso es la mezcla de géneros que encontré en ella, por momentos es una película de ciencia ficción, de repente te encuentras momentos propios de peli de miedo, al otro es el típico film de desastres naturales, y todo ello aderezado con una pizca de pensamiento filosófico, (estamos solos?, nuestros actos y hechos son meras casualidades o todo tiene un orden?), mini-drama familiar, y trasfondo religioso de perdón, redención, arcas de Noé y Sodomas y Gomorras.

Todo empieza cuando en el año 59 un colegio, y como acto inaugural, entierra una cápsula del tiempo con idea de abrirla 50 años después.
La niña que tuvo la idea, que da un cangelo importante, en vez de hacer un dibujo como los demás niños, se dedica a poner números como loca sin razón aparente y después de enterrar la cápsula la nena desaparece y se la encuentran encerrada en un armario totalmente ida.

Cincuenta años después, Nicholas Cage, (que se está quedando en el chásis), es un profesor de astrofísica cuyo hijo llamado Caleb asiste al colegio donde se enterró la cápsula, (Caleb fue el único hebreo junto a Josué en entrar en la tierra prometida de Canaan gracias a su fé en Dios, más reminiscencias bíblicas).

Casualmente ese año es cuando se tiene que abrir dicha cápsula, y después de la ceremonia de apertura, le toca a Caleb el sobre misterioso escrito por la niña salida de "Los Otros".

Gracias a un lingotazo mal preparado, (vaya forma de descubrir las cosas), Cage descubre que los números no son otra cosa que profecías...y profecías de qué? ahhhh lo tendréis que descubrir, pero a partir de éste punto se inicia una carrera para salvar sus vidas acompañados de una Rose Byrne guapísima con su hija, (que hacen de la hija y nieta respectivamente de la niña que escribió el papel con los números), y de ciertos seres extraños y misteriosos amantes de las piedras, (que también dan un cangelo importante sobretodo porque se cuelan en las habitaciones), y cuyo líder es el hermano gemelo de Spike de Buffy cazavampiros.

El final, muy místico y para mi que con un regustillo religioso de antiguo testamento, pero la peli es correcta y os la recomiendo para una tarde de palomitas, seguramente no quedará grabada en mi memoria, pero he pasado dos horas entretenida que es justo lo que buscaba.





5 comentarios:

satrian dijo...
14 de abril de 2009, 16:46

Tengo que ir a verla porque su director Alex Proyas me gusta mucho.
La de Son Goku, por los comentarios me parece que es un bodrio de serie Z, pero allá tú aunque solo sea por nostalgia del pasado.
De esta más que al Nicholas Cage, tengo ganas de ver a la Rose Byrne, de Damages en pantalla grande y sin Glenn Close al lado.

Simone B. dijo...
14 de abril de 2009, 18:51

También me gusta Proyas desde que hizo "El cuervo", y no estoy de acuerdo con lo que he leído por ahí de que en ésta película trata de imitar a M. Night Shyamalan, porque no creo que tengan nada que ver los dos directores, aunque los dos me gustan.
Rose Byrne a mi es que me encanta desde Troya, y Son Goku, sí es cierto, es totalmente nostalgia del pasado.

princesita de paris dijo...
14 de abril de 2009, 22:15

bonito blog y preciosos los bocetos que acompañan los posts!
un saludo

krys dijo...
15 de abril de 2009, 19:35

Vaya, me ha gustado tu crítica! Quizás sea lo que me anime finalmente a verla, aunque no en el cine; porque no hay presupuesto para eso XDD Pero parece que me gustaría por lo que comentas de la mezcla de géneros.

Gracias por seguirme, haré lo mismo, me gusta cómo escribes :)

Saludos!!

Simone B. dijo...
15 de abril de 2009, 22:41

Me alegro de que te haya gustado la crítica Krys, si te atrae la mezcla de géneros seguro que te gustará la peli, ya me contarás!!